Qué ver en Córdoba

Qué ver en Córdoba

Qué ver en Córdoba 560 374 Andalucia360

Si no sabéis qué ver en Córdoba y estáis pensado en visitar la ciudad aquí tenéis los 10 lugares mejor valorados según las principales webs de viajes. En este post conoceréis los principales monumentos de la ciudad, o al menos los más visitados por los turistas. Si es vuestra primera vez en Córdoba aquí tenéis lo imprescindible.

¿Ya conoces estos lugares? descubre entonces 10 lugares y actividades con encanto en Córdoba.

1. Mezquita y Catedral de Córdoba

Majestuosa arquitectura que representa los primeros siglos del Islam en la Península Ibérica y que más tarde se convirtió en la Catedral más original de España y probablemente de Europa. Pero por si faltaba poco, bajo su pavimento descansan ruinas de mosaicos romanos y un primitivo templo visigodo de la Iglesia de San Vicente Mártir.

Este templo es el principal reclamo de Córdoba y miles de visitantes de todo el mundo acuden cada año. No os vamos a contar mucho su historia, pero si la experiencia de su visita. Mihrab, Maqsura, Altar de la Catedral y otros lugares importantes suelen estar atestados de gente, pero probad a perderos entre el bosque de columnas. La mezquita es tan grande que siempre encontraréis lugares solitarios y silenciosos donde respirar profundo y evocar aquellos tiempos en que su suelo se vestía de alfombras y la luz tenue de las velas iluminaban las salas. Sin duda es un lugar cargado de espiritualidad y solemnidad que a veces es difícil percibir entre el ir y venir de los grupos.

catedral-cordoba-que-ver

Vista del altar mayor desde el Coro. Catedral de Córdoba.

2. Alcázar de los Reyes Cristianos

Fue la residencia de los gobernadores andalusíes y, como es habitual, tras la conquista de Córdoba en 1236, pasó a propiedad de la Corona de Castilla. Alfonso X el Sabio inició su remodelación y durante siglos fue Casa Real, pero el tiempo lo llevó por otros derroteros, pues fue sede de la Santa Inquisición y cárcel ya en el siglo XIX. Como ocurre en las antiguas ciudades de Andalucía, bajo cada monumento siempre hay otro y el subsuelo de los Alcázares conserva restos romanos y visigodos.

Lo interesante de este lugar es la amplitud de sus patios y espacios ajardinados. La visita se convierte en un paseo agradable entre el sonido del agua y el cántico de los pájaros. En sus parterres se han colocado exóticas flores y plantas aromáticas, por lo que su visita en primavera es todo un deleite para el olfato.

alcazar-cristiano-cordoba

Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba, uno de sus principales patios en primavera.

3. Puente Romano

Sus 16 ojos, que origen fueron 17, cruzan el imponente río Guadalquivír a su paso por Córdoba. Actualmente existen muchos más puentes, pero antaño fue el único lugar por donde cruzar el río en esa zona y sin embarcación, por lo que su importancia fue más que relevante. Se orienta directo al corazón del casco histórico y la Mezquita-Catedral.

Aunque lo llaman el Puente Romano, de aquella época conserva el trazado y la cimentación, que no es poco. Imaginad una cimentación en el cauce del río con 2000 años. Las reformas se han sucedido durante toda su historia pues siempre ha mantenido su funcionalidad. Antes de 2004 aun se podría cruzar en coche, pero actualmente es un delicioso paseo peatonal sobre el río.

En la margen derecha del río está flanquedo por la Puerta del Puente y en la izquierda por la Torre de la Calahorra. Junto a la primera se situó una oficina para el cobro de las tasas municipales sobre el tráfico de mercancías y el control sanitario de la ciudad.

Sin embargo queremos llamar la atención sobre el entorno del río. En la margen izquierda se construyó un frondoso paseo junto al río. Por él que se accede parcialmente al monumento natural Sotos de la Albolafia. Se trata de un pequeño espacio protegido que linda con la misma ciudad y en el que anidan aves en peligro de extinción. Los Sauces, las adelfas y álamos pueblan la ribera y encierran varios molinos, algunos de época andalusí.

puente-romano-cordoba

Puente Romano al atardecer desde la margen derecha del río Guadalquivir. 

4. Sinagoga

Que no os confunda al entrar, aunque las yeserías y resto de decoraciones os recuerden a lo andalusí, se trata de un templo judío que además fue construido cuando Córdoba ya no estaba bajo dominio musulmán. Su estilo es mudéjar y la epigrafía de sus paredes es hebrea. De hecho se conserva una inscripción donde se cuenta que fue construida en 1315 por el alarife Isaq Moheb.

Que se conserve hoy día es fruto de la reutilización del espacio como hospital primero, ermita más tarde y escuela ya en el siglo XIX. Hoy día está abierta al público y se ha recuperado parcialmente su esplendor mediante reconstrucciones estilistas. Al visitar la sinagoga intentad hacer el ejercicio de visualizar sus paredes repletas de color, porque así es como estuvo en origen.

sinagoga-cordoba-judios

Sinagoga de Córdoba (JP Puerta. Flickr. CC2.0).

5. Madinat al-Zahara

Más conocida por la castellanización de la voz árabe como Medina Azahara, esta colosal ciudad palatina fue la sede de los gobernantes Omeyas que instauraron primero el emirato y luego el Califato con capital en Córdoba. Este lugar ha sido la última incorporación andaluza al listado de Sitios Patrimonio de la Humanidad en 2018.

Es una visita casi obligada, pues deambular por sus ruinas es todo una experiencia en la que conocer la historia del al-Andalus más grandioso. En la mayor parte de los sitios tendréis que hacer el esfuerzo de completar lo que falta con vuestra imaginación. Pero si visitáis el moderno centro de interpretación primero, será mucho más fácil.

Aunque os parece grande, solo un 15% es visible hoy día. Con fotografías aéreas se ha podido determinar que la extensión de Madinat al-Zahara fue infinitamente mayor. Además, el camino que conducía a Córdoba estuvo salpicado de Almunias, puentes y otros edificios de los que se conservan sus restos arqueológicos.

medina-zahara-visitar

Ruinas de Medina al-Zahara.

6. Patio de los Naranjos

Aunque forma parte de la Mezquita, el acceso es gratuito y se puede visitar de manera independiente al templo. Por qué se llama de los Naranjos no es ningún misterio. Al entrar en primavera el olor a azahar inunda todo el patio, éste es uno de los perfumes más característicos de Andalucía. Pero si pensáis que durante la Edad Media este patio estuvo repleto de naranjos, os equivocáis. Su casi 100 naranjos se plantaron en hileras en el siglo XVIII.

El otro elemento fundamental del patio de la mezquita es el agua. Es imprescindible para las abluciones; la purificación o limpieza previa al rezo en la cultura islámica. Hoy no queda ninguna de las fuentes que surtieron agua a los andalusíes que acudían cada día a la mezquita. Sin embargo en el interior del patio se conservan dos grandes fuentes de agua cristalina del siglo XVII y XVIII; y tres más a extramuros.

patio-naranjos-cordoba-mezquita

Vista aérea del Patio de los Naranjos (Toni Castillo Quero. Wikicommons. CC BY-SA 2.0).

7. Puerta de Almodóvar

El nombre de las cosas nunca es en vano. De la puerta de Almodóvar arranca el camino a Almodóvar del Río, población vecina a la capital. Es de origen árabe y su primer nombre conocido es Bab al-Chawz, que se interpreta como puerta del Nogal o de Badajoz. En el siglo XIV fue reconstruida y el aspecto actual se corresponde con el de esa época.

Además de evocar aquel mundo medieval en que las ciudades se protegían con grandes lienzos de muralla, a extramuros se ubica un pequeño parque con estanques donde descansar las caminatas del casco antiguo. Hacia el sur avanza la calle Cairuán, que recorre la muralla y el foso en dirección a los Baños Califales del Alcázar, otro lugar que visitar.

puerta-almodovar-muralla-cordoba

Puerta de Almodóvar y lienzo de muralla hacia el sur (Michael Bryan. Wikicommons. CC BY 2.0.)

8. Puerta del Puente

Si preguntáis por la Puerta del Puente en Córdoba es posible no halléis respuesta. Esto es debido a que este monumento es conocido popularmente como Arco del Triunfo, de hecho así se llamó durante algunos años. Sin embargo esta puerta forma parte de la antigua muralla de la ciudad. En la segunda mitad del siglo XVI se comenzó su remodelación con el fin de ampliarla y embellecerla para festejar la entrada de Felipe II en la ciudad. Se ubica en la margen derecha del Guadalquivir, alineada con el Puente Romano y, en su día, fue el principal acceso a la ciudad desde sur.

Al traspasarla imaginad que estáis atravesando la historia. Miles de personas durante cientos de años la han cruzado, desde los más humildes ciudadanos hasta personajes ilustres o reyes. No es fácil visualizarla engalanada con flores y custodiada por tropas a la llegada de la realeza a la ciudad, pero así fue. Hoy día es un monumento exento, contemplado y de los más fotografiados.

puerta-del-puente-cordoba

Puerta del Puente, bien temprano.

9. Estatua de Maimónides

De entre las muchas cosas que puede presumir Córdoba, ser cuna de grandes pensadores es una de las más importantes. Entre ellos destaca Moše ibn Maymón, conocido como Maimónides, judío cordobés dedicado a la filosofía y nacido en 1135. Su vida fue un constante viaje que se inició por la presión religiosa que ejercieron los almohades en el siglo XII. Después de pasar por varios sitios de al-Andalus residió algunos años en Almería. De allí marcho a Fez (Marruecos), más tarde Palestina y finalmente Egipto.

Compuso poesía, escribió sobre religión talmúdica y filosofía, ejerció la medicina con la que alcanzó fama en Egipto y fue dirigente de la comunidad judía. En su honor se construyó en 1964 una estatua de cobre en Plaza de Tiberíades, en plena judería. El ilustre personaje está sentado mientras sostiene un libro en su mano.

La clave de su pensamiento filosófico gira en torno a la conciliación entre la fe y la razón. Por esto fue seguido por sus discípulos y criticado por sus detractores. Básicamente Maimónides llamaba al uso de la razón frente a la interpretación literal de las escrituras sagrada. Todo un adelantado a su tiempo.

puerta-del-puente-cordoba

Escultura de Maimónides en una pequeña plaza cordobesa de la judería.

10. Templo Romano

A veces la imponente mezquita eclipsa el valioso pasado romano de Córdoba. Durante años fue frecuente la aparición de capiteles y otros elementos clásicos de mármol en el entorno del Ayuntamiento, hasta que en 1950 se localizaron los restos del templo durante el trascurso de unas obras de ampliación.

Se construyó en la segunda mitad del siglo I, es decir, está muy cerca de cumplir los 2000 años de historia. Se ubicó en el centro de un gran plaza y se considera que está dedicado los emperadores divinizados del Imperio Romano.

La actual apariencia, y en especial las grandes columnas completas, se corresponde con una reconstrucción de los años 50 sobre el basamento conservado. En su entorno también se pueden ver algunos restos decorativos fuera de su posición original y parte de la muralla de la misma época.

templo-romano-cordoba

Ruinas de templo Romano reconstruidas.

En el mapa te mostramos la ubicación de los lugares que ver en Córdoba descritos en este post.

Y nuestro vídeo de Córdoba

1 comentario
  • ★ CÓRDOBA CON ENCANTO. Nuestras recomendaciones para 2019 ✔ 18/01/2019 at 18:02

    […] en varias ocasiones, así que los recomendamos como algo personal. Si prefieres ver los 10 sitios mejor valorados de Córdoba sigue […]

Y para no perderte nuestras experiencias 360º

logo

Comienza

a viajar

Conoce Andalucía de manera responsable

Andalucia 360

Descubrir con nuevos ojos, sentir y amar el viaje, recorrer los caminos de la historia, saborear las particularidades de cada lugar, conocer la cultura popular, vivir Andalucía. Una visión global de Andalucía para viajar diferente.

Contacta con nosotros

Horario: 09:00 – 20:00
Email: info@andalucia360travel.com
Teléfono: +34 643 959 340

Síguenos en la redes

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso.

Privacy Settings saved!
Configuración de Privacidad

Cuando visitas nuestro sitio web, almacenamos o recuperamos información de tu navegador mediante el uso de cookies. Controla desde aquí tu servicio personal para las Cookies.

Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.

Estas cookies son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio web.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • SLG_GWPT_Show_Hide_tmp
  • SLG_wptGlobTipTmp
  • SLG_GWPT_Show_Hide_tmp
  • SLG_wptGlobTipTmp

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios