Qué ver en la Alhambra. Descubre todos sus tesoros

LUGARES MÁGICOS DE LA CIUDAD PALATINA NAZARÍ

Qué ver en la Alhambra. Descubre todos sus tesoros

Qué ver en la Alhambra. Descubre todos sus tesoros 600 448 Andalucia360

En este post os vamos a hablar sobre los principales lugares que hay que ver en la Alhambra. Os contaremos un poco de historia, curiosidades y consejos sobre la visita a cada espacio. Para saber más acerca de cómo visitar la Alhambra os recomendamos conocer nuestra página principal de la Alhambra donde encontraréis muchos más contenidos. 

NOTA: el contenido está organizado en base a las diferentes partes de la Alhambra y otros apartados.

QUÉ VER EN LOS PALACIOS NAZARÍES

Los Palacios Nazaríes son un conjunto de edificaciones que fueron parte de la zona residencial de la realeza nazarí. Son los edificios mejor conservados de la Alhambra, aunque no fueron los únicos palacios que hubo en la ciudad palatina. Casi todos los lugares que os describimos a continuación se visitan en el recorrido establecido por los Palacios Nazaríes. Son sin duda el principal atractivo de la Alhambra. 

MEXUAR y ORATORIO

Mexuar 

El Mexuar es la primera zona que encontramos al acceder a los Palacios Nazaríes. Aquí se administraba justicia y se reunían los ministros. En época cristiana esta estancia se reformó para que funcionase como capilla a la que se añaden nuevos elementos decorativos. No os perdáis los detalles de los zócalos, ya que si os acercáis descubriréis símbolos cristianos en el centro de las grandes ruedas de alicatado.

CONSEJO: este espacio se masifica al ser el único acceso a palacios. Si queréis evitar multitudes y disfrutar de este espacio con tranquilidad os recomendamos acceder entre los últimos dentro de vuestro turno de entrada.

Que ver en la Alhambra Mexuar

Es difícil encontrarlo tan solitario ya que habitualmente esté lleno de visitantes, el Mexuar es un lugar importante que ver en la Alhambra.

Oratorio

Anexo al Mexuar y montado sobre la misma muralla que mira al Albaicín se encuentra un pequeño oratorio decorado con yeserías. No podréis entrar, pero tenéis que asomaros para alucinar con este lugar y sus vistas.

Oratorio del Mexuar en la Alhambra

Un oratorio singular en la Alhambra con unas fantásticas vistas del Albaicín (© Turismo de Andalucía)

PALACIO DE COMARES

Fachada de Comares

Desde el Mexuar se accede a la Fachada de Comares. Bajo esta fachada el sultán recibía ciertas audiencias. Es una de las obras maestras de arte andalusí, donde se aplicaron las proporciones áureas para su diseño y unos avanzados conocimientos de carpintería para la construcción del alero. Este lugar es obra de Muhammad V, el sultán que más edificaciones ordenó construir no solo en la Alhambra, sino también en Granada.

CONSEJO: si conseguís quedaros a solas en esta sala dejaos llevar por el sonido del agua de la fuente central.

Visita a la fachada de Comares

Llevando la simetría a la perfección en la Fachada de Comares.

Patio de los Arrayanes

A través de un pasillo en recodo (que permite proteger mejor el acceso) llegaremos al patio de los Arrayanes. En la cultura andalusí el patio es el eje de la vida familiar. En este caso también tuvo un importante valor representativo, ya que en la Torre de Comares se encontraba el Salón del Trono, lugar donde se recibían las visitas más destacadas de la corte nazarí. Desde este gran patio se distribuían las diferentes estancias del Palacio de Comares. Sin duda es uno de los lugares que ver en la Alhambra.

CONSEJO: deteneos frente a los iwanes para contemplar los famosos trisqueles de la Alhambra y observar los reflejos en la gran alberca.

Que ver en la Alhambra, Arrayanes

Otro ejemplo de simetría arquitectónica en la Alhambra, el Patio de los Arrayanes, el distribuidor del Palacio de Comares.

Salón del Trono

Nos adentramos ahora en la Torre de Comares. Tras atravesar la Sala de la Barca llegaremos al Salón del Trono. Esta gran sala está rodeada de alhanías con enormes celosías. Aquí se conjugan todas las artes nazaríes: los azulejos, las yeserías, la carpintería y la poesía. Su paredes están repletas de versos, de jaculatorias y alabanzas, texturas vegetales (ataurique) y geometría.

CONSEJO: fijaos en las diferencias entre los zócalos de alicatado y dejad volar vuestra imaginación en la representación de los 7 cielos del paraíso islámico de la cúpula. 

Los siete cielos del yanna (jardín del paraíso) del Islam representados en el techo del Salón del Trono.

Baño de Comares

Los palacios tuvieron su propio hammam. Fue un espacio decorado con suntuosidad. Hoy día la luz tenue que entra por los tragaluces transmite cierto misterio. Se ha conservado casi íntegro en cuanto a su estructura, aunque su apariencia actual es obra de las restauraciones. Es uno de esos lugares que no se pueden ver en la Alhambra debido a la estrechez y fragilidad del espacio. Desde los bajos de la qubba de Dos Hermanas se puede ver una de sus salas. 

Interior del hammam de Comares

Coloridos alicatados del Hammam de Palacio de Comares.

PALACIO DE LOS LEONES

Se trata del palacio más conocido de la Alhambra. Considerado la cumbre del arte nazarí, destaca por su famosa fuente de los Leones, sus cúpulas de mocárabes y sus estilizadas columnas de mármol. También fue construido por el gran Muhammad V a mediados del siglo XIV. Veamos cuales son sus partes más importantes.

Patio de los Leones

Es el centro del Palacio de los Leones. Está rodeado de columnas y cuenta con dos templetes que avanzan sobre la rectitud del patio. Pese a no contar con una alberca, el agua y su simbolismo están muy presentes en este espacio. De los cuatro laterales del patio mana el agua de fuentes situadas a ras del suelo. El agua avanza por canales emitiendo un suave murmullo mientras recorre las diferentes estancias. La famosa fuente está formada por doce leones que sostienen una enorme taza de mármol labrada con un poema en el que, entre metáforas se describe el funcionamiento de la fuente. Aquí podéis saber más sobre cómo llegaba el agua hasta la Alhambra.

Visita al patio de los Leones

No, la fuente no descansa sobre los traseros de los leones, un potente pilar sostiene la famosa taza en el Patio de los Leones.

Sala de los Abencerrajes

Entremos ahora en una de las estancias laterales. La de los Abencerrajes ha sido muy transformada en su parte baja, pero conserva la cúpula de mocárabes original con forma de estrella de ocho puntas. Los Abencerrajes fueron una familia vinculada a la corte nazarí. La Sala de los Abencerrajes recibe este nombre debido a una leyenda popular que cuenta que en esta sala fue degollada parte de la familia por rencillas políticas. Aunque lo más probable es que no sucediese, eran habituales las intrigas palaciegas por la sucesión al trono. Entre hermanos se encerraban, envenenaban o conspiraban para obtener el poder.

CONSEJO: las leyendas son muy bonitas, pero la historia va mucho más allá. Si quieres una visita guiada para conocer a fondo la Alhambra, consúltanos, somos especialistas en ello.

Sala de los Abencerrajes en la Alhambra

Quizá somos un poco pesados, pero nos encanta representar la simetría en nuestras fotos. ¿Qué os parece esta de la Sala de los Abencerrajes?.

Sala de los Reyes

En la galería este del patio se disponen una serie de estancias cubiertas por mocárabes. En las alcobas de esta galería nos aguarda uno de los tesoros de la Alhambra. Se trata de una serie de bóvedas decoradas con pinturas. Por su estilo gótico y las influencias musulmanas, se piensa que fueron realizadas por artistas italianos. Representan diferentes escenas profanas como una cacería, un juego de ajedrez, una justa o una reunión de personajes ilustres.

Pinturas de la sala de los Reyes

En la sala de los Reyes encontraréis una combinación de pintura, cerámica y yeso única en el mundo.

Sala de Dos Hermanas

La Sala o Qubba de dos Hermanas es el segundo espacio residencial de este palacio. Una qubba es un diseño arquitectónico de planta cuadrada cubierto por algún tipo de bóveda. Es un sitio imprescindible qué ver en la Alhambra porque conserva fantásticamente su decoración. La cúpula es realmente impresionante, pero os recomendamos que os fijéis en los alicatados que hay en los quicios de los vanos. Es uno de los pocos lugares de la Alhambra donde se han conservado alicatados en el pavimento.

CONSEJO: no vayáis con prisa, si hay mucha gente en la sala contigua del mirador de Daraxa esperad para entrar, merece mucho la pena.

Cúpula de la sala de Dos Hermanas

Desde una esquinita de la Sala de Dos Hermanas, el mejor lugar para deleitarse con la cúpula de mocárabes.

Mirador del Lindaraja o Daraxa 

Si hablamos de lugares bellos en la Alhambra hay que hablar del mirador de Daraxa. Es un un pequeño mirador donde el arte nazarí alcanza cotas muy elevadas. La epigrafía árabe tiene un especial protagonismo. En origen tendría vistas al Albaicín, pero en época cristiana se construyeron nuevas edificaciones. Se cubrió con una estructura de madera a modo de celosía con vidrios de diferentes colores. Una solución única en la Alhambra y todo al-Andalus. Además es uno de los pocos lugares de la Alhambra donde se conservan azulejos de incrustación in situ

Mirador de Lindaraja vista general con vidrieras

En el Mirador de Lindaraja la cerámica y el yeso se combinan con el vidrio y la madera en una solución única en al-Andalus.

Patio de la Reja

El camino nos llevará a través de un pasillo hasta un fabuloso mirador al Albaicín, el del Patio de la Reja. Desde este patio arranca la galería que atraviesa la Torre de Comares por debajo y que tenía funciones defensivas y de seguridad en los palacios.

Patio de la Reja en la Alhambra

El Patio de la Reja tiene unas espectaculares vistas del Albaicín, pero queríamos mostraros la belleza de este patio.

Sala de los Secretos

Siguiendo nuestro recorrido por los lugares que ver en la Alhambra pasamos al Patio de Lindaraja. Es un espacio configurado en el siglo XVI por la fachada norte del Palacio de los Leones y las habitaciones del Emperador o Washington Irving. Sin embargo queremos poner el foco en los bajos de la qubba de Dos Hermanas, conocida como la Sala de los Secretos. Se accede desde el mismo patio a una construcción abovedada sobre gruesos muros. A la entrada hay un pequeño vano desde el que se puede ver el Baño de Comares.

CONSEJO: hablando bajito y contra la pared el sonido se comunica a través de la bóveda, es un juego muy divertido si visitáis la Alhambra con niños.

Hemos desempolvado esta vieja foto que nos trae buenos recuerdos de la Sala de los Secretos.

PARTAL Y EL PASEO DE LAS TORRES

Salimos de la zona conocida como “Palacios Nazaríes” para continuar nuestra visita por la Alhambra. Sin embargo, vamos a seguir visitando lugares reales, recordad que la Alhambra es una verdadera ciudad palatina. De hecho ahora pasaremos por el Partal, el Palacio de Yusuf III y las calahurras (torres palacio) del Paseo de las Torres.  

EL PARTAL

Según los investigadores es el palacio más antiguo de la Alhambra que se conserva en pie. Se atribuye a Muhammad III (tercer sultán de la dinastía nazarí). El edificio se construye sobre la propia muralla de la Alhambra con unas fantásticas vistas sobre la ciudad. Entre los lugares que ver en la Alhambra, este es uno de nuestros favoritos. Hay algunos bancos junto a la gran alberca, es un lugar idóneo para hacer un descanso en la visita.

CONSEJO: En este lugar salen unas fotos de diez con los reflejos de la alberca.

Las ruinas de los viejos palacios se fueron convirtiendo desde mediados del siglo XIX en los bellos jardines de la Alhambra. Al fondo el Partal y la Torre de las Damas.

LAS CASAS DEL PARTAL

Junto al Partal hay un conjunto de pequeñas casas de época morisca. Habitualmente están cerradas al público. Es uno de esos espacios de reducidas dimensiones y alto valor histórico, ya que en el interior de una de ellas se conservan unas pinturas muy interesantes. Se suelen abrir algunos meses al año, ya que forman parte del “Espacio del Mes”.

Al salir de los majestuosos palacios de la Alhambra estas “Casas del Partal” esconden una interesante sorpresa.

TORRE DE LOS PICOS

Una de las torres más grandes de la Alhambra y sin embargo una de las menos conocidas por los turistas. Se queda un poco fuera del recorrido y muchas personas suelen pasar sin verla. También es un “Espacio del Mes”, así que lo normal es encontrarla cerrada. Sin embargo, para nosotros es un importante lugar que visitar en la Alhambra. Esta torre protegía la puerta por la que la aristocracia nazarí cruzaba la cuesta de los Chinos y subía al Generalife. Fue lugar donde se desarrollaron numerosas intrigas palaciegas.

CONSEJO: es un sitio muy tranquilo que merece una parada para dejarse llevar por el sonido de un pilar cercano y el olor de las huertas.

Sí, en Granada nieva cada 4 o 5 años. Así que os dejamos una foto de la Torre de los Picos y el lienzo norte bien nevado.

RAUDA

La rauda o rawda fue el jardín-cementerio real de la Alhambra. Aquí se enterraba la realeza nazarí desde la época de Muhammad II (el segundo sultán del Reino de Granada). Las lápidas de este cementerio se encuentran en el Museo de la Alhambra. Por cierto, una de esas lápidas apareció en Betanzos (una localidad gallega), donde fue colocada en una iglesia. Su periplo continuó por Galicia y entre sus usos tuvo el de piedra de carnicero.

De momento no tenemos foto 🤷‍♀️

PALACIO DE YUSUF III

Solo quedan sus ruinas, ¡pero qué ruinas!. Una enorme alberca nos da la escala de lo que debió ser su palacio. Al norte estuvo cerrado por un gran salón/torre, probablemente una qubba, y que hoy es un lugar estupendo para tomar unas fotos del Partal. Además este palacio estuvo provisto de su propio hammam, también en ruinas. 

Palacio de Yusuf III en la Alhambra

Tomamos esta imagen desde lo que debió ser el salón norte del Palacio de Yusuf III en la Alhambra.

TORRES CALAHURRA DE LA CAUTIVA E INFANTA

El paseo de las Torres recorre todo el lienzo noreste de la Alhambra. Hoy día es un frondoso paseo rodeado de jardines y grandes torres bajo las que pasa el camino de ronda. Destacamos la Torre de la Cautiva y la Torre de las Infantas por su exquisita decoración interior. Ambas torres son palacios en miniatura, sus paredes están cubiertas de yeserías y sus zócalos de alicatados. Los suelos son de mármol blanco e incluso tienen una pequeña fuente plana en el suelo. La maravilla de estas torres inspiró leyendas de princesas y príncipes que hicieron a la Alhambra mundialmente conocida a través del escritor Washington Irving. 

CONSEJO: ambas torres son “Espacio del Mes”, para visitarlas es importante consultar antes en la web oficial si están abiertas. 

camino de Ronda en la Alhambra

El camino de Ronda atravesando la Torre de las Infantas de la Alhambra. Sobre la muralla el adarve para defenderla.

EL CAMINO DE RONDA

Este camino recorre toda la Alhambra junto a la cara interior de la muralla. Permitía acceder con rapidez a cualquier punto de la Alhambra, pues era lo suficientemente amplio como para ser realizado a caballo. Su gran profundidad y anchura le permitía servir también de foso. Donde mejor se puede ver es en el Paseo de las Torres, allí pasa bajo la Torre de las Infantas y la de la Cautiva. También se puede ver al cruzar la Puerta de los Carros, uno de los accesos cristianos a la fortaleza roja.

EL GENERALIFE Y LAS HUERTAS

¿Aún no sabéis qué ver en la Alhambra?, sigamos entonces nuestro recorrido por el conjunto monumental. Ahora vamos a conocer qué lugares podéis visitar en el Generalife. El conocido como Jardín del Arquitecto (“Yannat al-´Arif” o Generalife) es una “almunia”. Esta palabra árabe designa una finca de recreo y de cultivo generalmente vinculada a la corte o bien a la aristocracia andalusí. En Granada hubo más almunias: el Alcazar Genil, Alixares, el Cuarto Real de Santo Domingo y Dar a Benaz entre otras. La almunia del Generalife fue el palacio de verano de los nazaríes, pero también fue la huerta de la Alhambra. 

El entorno del Generalife es muy cambiante. Esta foto se tomó durante el verano, cuando la vegetación casi envuelve la finca de recreo nazarí.

HUERTAS

De camino al palacio pasaréis junto a las huertas. Se conservan dos de las cuatro que hubo en en este lugar: las dos más pequeñas y las más cercanas al Generalife. Se siguen cultivando ininterrumpidamente desde la época medieval. Desde el Paseo de las Torres podréis distinguir los enormes muros que dividían el terreno en paratas (terrazas).

Desde esta perspectiva se aprecian hasta tres grandes paratas o niveles de las huertas del Generalife.

PATIO DE LA ACEQUIA Y EL SALÓN REGIO

Tras pasar por el Patio del Descabalgamiento, que ya os podéis imaginar que se hacía allí, se accede al Patio de la Acequia. Es un alargado espacio que distribuye las estancias de la almunia. El patio está atravesado por un canal de agua, que no es otra que la propia Acequia Real que suministra agua a toda la Alhambra. Los chorros de agua son un invento que llama mucho la atención a los visitantes, sin embargo se instalaron en el siglo XIX. Tras la galería norte se encuentra el Salón Regio, donde se disponían las habitaciones de la familia real. 

CONSEJO: durante la visita a este palacio disfrutaréis de unas fascinantes vistas de la Alhambra y el Albaicín, llevad bien a mano la cámara de fotos. 

Los famosos chorros del patio de la Acequia, una invención decimonónica que gusta mucho a los viajeros y viajeras.

PATIO DEL CIPRÉS DE LA SULTANA

El Generalife tuvo su propio hammam, pero en el siglo XVI se amplió el palacio sobre ese lugar. Se construyó una galería de arcos con dos pisos y un patio donde el agua es la protagonista. Su nombre deriva de un viejo tronco de ciprés que según la leyenda, fue testigo de los amoríos de la esposa de Boabdil con un caballero de su corte. Se trata de un bello patio renacentista lleno de magia. 

Patio del Cipres en la Alhambra

El enorme ciprés legendario en el lado izquierdo de la imagen.

ESCALERA DEL AGUA Y  MIRADOR ROMÁNTICO

En la zona llamada “Jardines Altos” está la Escalera del Agua, por la que se asciende a un mirador de época romántica. El agua corre por el pasamanos de la escalera y la vegetación envuelve el camino. Tan bello es el ascenso que os vamos a dejar un poema de Juan Ramón Jiménez sobre este lugar: 

El agua me envolvía con rumores
de color y fresco sumo, cerca y lejos,
desde todos los cauces,
todos los chorros y todos los manantiales …
Y aquella música del agua la oía
y más cada vez y menos al mismo tiempo;
menos, porque ya no era eterna, sino íntima;
el agua era mi sangre, mi vida,
y yo oía la música de mi vida y mi sangre en el agua que corría.

Imaginad a aquellas personas del medievo ascendiendo por la escalera del agua mientras se purificaban antes del rezo.

LA ALCAZABA

En nuestro recorrido por la Alhambra llegamos a la Alcazaba, una de las principales zonas que ver en la Alhambra.  Su origen es anterior a la ciudad palatina, ya que los ziríes del siglo XI ya habían edificado aquí una pequeña fortaleza. Sin embargo, la mayoría de lo que veréis en vuestra visita es de época nazarí, cuando funcionó como zona militar.

EL BARRIO CASTRENSE

Este barrio era el lugar donde habitaba un destacamento militar permanentemente. Está formado por pequeñas casitas apiñadas y ocupando casi todo el espacio intramuros. El agujero cubierto con una reja que hay cercano es la entrada a la mazmorra. Si os asomáis podéis ver el fondo. 

CONSEJO: para ver bien la distribución de calles y viviendas es mejor subir a alguna torre o al adarve de la muralla

Alcazaba de la Alhambra desde la torre de la Vela

En esta vista general de la Alcazaba se puede ver perfectamente el barrio castrense al interior de la muralla, la foto está tomada desde la Torre de la Vela.

EL HAMMAM

La tropa nazarí de la Alcazaba contó con un hammam propio. Se descubrió a principios del siglo XX bajo una gruesa capa de escombros. Sorprendentemente solo le faltan las bóvedas, los escombros debieron permitir que se conservase el alzado de los muros. Al verlo en altura es como si tuvieses un gran plano del baño frente a tí. 

CONSEJO: podéis jugar a identificar elementos como las piletas, las chimeneas en las paredes, la leñera, la sala templada, la caliente,…

Hammam de la Alcazaba de la Alhambra

Encajonado al pie de la Torre de la Vela está el hammam de la Alcazaba (Jaime Pérez. Flickr. CC BY-NC 2.0).

LA TORRE DE LA VELA

Subamos a uno de los emblemas de la Alhambra. Pero al hacerlo fijémonos en cómo a medida que subimos la construcción se va aligerando. En la parte baja esta gran torre es mucho más maciza que en las plantas superiores. Es una robusta construcción que compite con la Torre de Comares. Desde arriba se controlaba visualmente toda la ciudad y los caminos hacia el sur, el norte y el oeste.

Torre de la Vela y puerta de las Armas

Torre de la Vela y Puerta de las Armas con el camino que debía recorrer los que accedían a la Alhambra en época medieval (Juan Sáez. Flickr. CC BY-SA 2.0)

PUERTA Y TORRE DE LAS ARMAS

Probablemente fue la puerta más usada de la Alhambra porque conectaba directamente con la ciudad. Es el acceso más fuertemente protegido de todo el recinto. El resto de puertas de la Alhambra estaban destinadas a uso real, representación institucional, militar o similares. Se abre solo como espacio del mes, pero sí se puede subir a su torre homónima desde el adarve de la muralla. Las vistas de Granada desde este lugar a los pies de la Torre de la Vela son unas de las mejores de Granada.

Interior de la puerta de las Armas

Interior de la Puerta de las Armas, de nuevo otro acceso en recodo (PhotoLanda. Flickr. CC BY-NC-SA 2.0).

PALACIO DE CARLOS V y PLAZA DE LOS ALJIBES

Forman parte de la zona de acceso libre de la Alhambra.

PALACIO DE CARLOS V

Al convertirse la Alhambra en Casa Real se emprenden muchos proyectos de reforma, pero será con la coronación de Carlos V cuando comience la construcción del más bello palacio renacentista de Granada, y puede que de toda Andalucía. En planta el Palacio de Carlos V es un círculo dentro de un cuadrado. Mantiene una simetría perfecta en todos sus elementos. El propio emperador solicitó que se construyese bajo los nuevos preceptos clasicistas que se extendían desde Roma. Toda la historia de este palacio y su constructor la contamos en nuestras visitas guiadas a la Alhambra.  

CONSEJO: este edificio alberga dos museos, el de la Alhambra y el de Bellas Artes, si vais con tiempo os recomendamos la visita. Aquí todo sobre los museos de Granada.

En el Palacio de Carlos V es fácil tomar una buena foto, la proporción y simetría hacen gran parte del trabajo.

PUERTA DE LA JUSTICIA

Esta enorme puerta de la Alhambra estaba destinada a la recepción de visitas importantes, por eso siempre estuvo precedida de una gran “Explanada” (como también se le conoce). Destacan muchas cosas en esta puerta, pero os señalamos dos que nos parecen muy interesantes. Primero, los azulejos con motivo de sebka únicos que se diseñaron exprofeso. Y segundo, la buharda, un espacio hueco sobre la puerta que servía para defenderla arrojando piedras o aceite hirviendo. Esta puerta la incluimos dentro de otro artículo sobre lugares que visitar en los alrededores de la Alhambra, ya que es un espacio que se puede visitar gratuitamente. 

CONSEJO: fijaos en los elementos simbólicos de esta puerta: algunos son islámicos, como la llave y la mano de Fátima y otros cristianos como el altar del interior

No sabemos si la Puerta de la Justicia impone más desde arriba o desde abajo. Sin duda es la puerta monumental más impresionante de Granada y puede que de Andalucía.

PUERTA DEL VINO

Entre la Alcazaba y la medina de la Alhambra hubo una especie de foso desde el que se accedía por la Puerta del Vino a la medina. Aquí empezaba la Calle Real, la principal vía de la Alhambra bajo la que circulaba la Acequia Real. Es una de las edificaciones más antiguas de la Alhambra, aunque la mayor parte de su decoración es posterior. 

CONSEJO: deteneos en su decoración. Nos encantan los azulejos de su fachada este, diseñados con la técnica de la cuerda seca. Aunque la oeste, con elementos de piedra tallada, tampoco está nada mal

Puerta del Vino en la Alhambra

Aunque la Puerta del Vino hoy se encuentra aislada, en origen estuvo conectada a un lienzo de muralla.

CALLE REAL

La Calle Real atraviesa toda la Alhambra. Recorre todo el Secano hasta llegar hasta la Puerta del Vino.

SANTA MARÍA DE LA ALHAMBRA

Sobre la mezquita aljama de la Alhambra se construyó la Iglesia de Santa María. Ha sido recientemente restaurada y desde allí arranca una de las procesiones más laureadas de Granada. Esta atraviesa la Puerta del Vino, la de la Justicia y desciende por el bosque de la Alhambra hasta llegar a la Catedral de Granada. La iglesia se concluyó a principios del siglo XVII y destaca por su fantástico retablo barroco. 

Interior de Santa María de la Alhambra

Interior de Santa María de la Alhambra con la visita de un grupo de escolares.

HAMMAM DE LA MEZQUITA

Descendiendo por la Calle Real y junto a la iglesia encontraremos el baño de la desaparecida mezquita aljama. Ha perdido casi toda la decoración porque a lo largo de los siglos el edificio se reutilizó. De hecho, aquí hubo una famosa taberna en la que se reunían intelectuales desde mediados del siglo XIX. La taberna del Polinaio, como se llamaba, perteneció al guitarrista Antonio Barrios, padre del compositor Ángel Barrios. Se puede visitar gratuitamente.

Junto al hammam se conserva una casa de época nazarí en muy buen estado, pero solo se abre durante uno o dos meses al año como espacio del mes. 

En el momento que escribimos este artículo el hammam de la Mezquita de la Alhambra estaba cerrado, así que os dejamos una foto del exterior.

PALACIO DE LOS ABENCERRAJES

Al otro lado de la Calle Real se encuentran las ruinas de otro antiguo palacio de la Alhambra. Los Abencerrajes o Banu Sarraŷ fueron una familia granadina de origen bereber que se mantuvieron muy cerca del poder nazarí. Están presentes en muchas de las leyendas alhambreñas, como la de la Sala de los Abencerrajes (más arriba). En la actualidad su palacio es una zona arqueológica muy interesante. 

CONSEJO: no se puede visitar de manera completa, pero hay varios puntos desde donde se ve desde cierta altura. En el mapa al final del post os indicamos los lugares.

En primer término se conservan los restos del hammam del Palacio de los Abencerrajes en la Alhambra.

EL SECANO

En el secano estaba la medina, una pequeña ciudad que servía a la corte nazarí. Veamos cuales son los lugares que visitar en el Secano. 

LA MEDINA

En la medina habitaba la servidumbre de la corte nazarí. Además de viviendas, había silos para almacenar alimentos, alfares, tenerías, probablemente una ceca (lugar donde se acuñan las monedas) y otros talleres artesanos. 

Se conoce solo parcialmente por las excavaciones arqueológicas. Hoy es una gran extensión de la Alhambra que quedó casi completamente arrasada después de la huida de las tropas francesas de la Alhambra. Antes de su marcha se volaron algunos elementos defensivos como la Puerta de los Siete Suelos (más abajo).

CONSEJO: la mayor parte de las personas suele pasar por aquí sin detenerse mucho, pero si tenéis tiempo os recomendamos visitar al menos la Puerta de los Siete Suelos y el Parador de San Francisco. 

Almendros en flor en el Secano en la Alhambra, para que luego digan que el invierno es feo.

TORRE DEL AGUA

Era el lugar por donde entraba la acequia Real en la Alhambra. El acceso se hacía a través de un acueducto, el cual protegía esta torre. Recordad que el agua no solo está presente en albercas y hammams, es fundamental para la vida, así que era necesario proteger bien el suministro. 

Torre del Agua y a sus pies, el lugar por donde accedía el agua al recinto de la Alhambra, hoy con un acueducto de época Moderna.

PUERTA DE SIETE SUELOS

Esta imponente puerta es uno de los antiguos accesos a la Alhambra. Es una de las grandes desconocidas, ya que es un “espacio del mes” y no siempre está abierta. Fue volada en 1812 por las tropas francesas, pero reconstruida en siglo XX a través de grabados antiguos. Su nombre original era Bab al- Gudur o Puerta de los Pozos, probablemente en relación a los silos cercanos. El nombre de “los siete suelos” se debe a una de las leyendas escritas por Washington Irving en sus Cuentos de la Alhambra.

Puerta de 7 Suelos en la Alhambra

Las dos torres adelantadas de la Puerta de Siete Suelos protegían el acceso a través de ella.

CONVENTO DE SAN FRANCISCO

Este convento ha sido reconvertido en Parador de Turismo y se construyó sobre las ruinas de un palacio nazarí. En su interior se conservan las ruinas del Palacio de Muhammad III (principios del siglo XIV). Se puede visitar la “Sala Árabe”, una pequeña qubba bajo la que se enterraron los Reyes Católicos, y las ruinas del hammam de este palacio. 

CONSEJO: nada lo indica, pero si os apetece podéis entrar por la puerta de la cafetería o el acceso principal para conocer los restos medievales. 

La primera imagen es del patio del convento con la acequia del antiguo palacio, La segunda una vista del campanario desde el Secano. Y la tercera es el acceso a la qubba, la parte mejor conservada.

QUÉ VER EN LOS ALREDEDORES DE LA ALHAMBRA

Si vais a estar varios días en Granada, cosa muy recomendable, una buena opción es conocer el entorno de la Alhambra. Hemos escrito expresamente un artículo sobre los todo lo que podéis ver en los alrededores de la Alhambra. Lo hemos organizado todo en varias zonas y hemos trazado algunas rutas para que sea más fácil vuestro recorrido.

VISITAR LA ALHAMBRA

Hasta ahora os hemos contado qué ver en la Alhambra, pero probablemente queráis saber cómo organizar la visita. Pues bien, hemos preparado un artículo donde os contamos todo lo necesario para visitar la Alhambra. Esperamos que os sea útil. 

Visitar la Alhambra

MAPA DE QUÉ VER EN LA ALHAMBRA

Con este mapa podréis ubicar todos los lugares que ver en la Alhambra. O será útil para organizar vuestra visita a la ciudad palatina nazarí, una vez allí los recorridos están bien definidos, pero también podéis usarlo desde vuestro dispositivo móvil.

GRACIAS

Para redactar estos artículos siempre echamos mano del conocimiento de buenos profesionales, en este caso queremos dar las gracias a Sabina, Silvia y Eva, grandes conocedoras de la Alhambra que nos han aclarado algunas dudas.

Y para no perderte nuestras experiencias 360